0

Celebra la Semana Santa en Zaragoza

Publicado por el .

Semana Santa Zaragoza

Con el llegar de la primavera, el ambiente de la Semana Santa comienza a extenderse por todos los lugares de España. En Zaragoza por ejemplo, la actividad es frenética desde hace semanas, gracias a los ensayos de los tambores y los bombos que comienzan a escucharse por todos los rincones de la ciudad, o al montaje de los pasos en las iglesias.

Cada año, son miles los turistas que llegan hasta la capital aragonesa durante la Semana Santa, atraídos por los redobles de los tambores y por el impresionante sonido de bombos y timbales. La Semana Santa zaragozana, con cientos de años de historia, sorprende a los turistas que se dejan llevar por el olor a incienso, el sonido de los instrumentos y el color de las túnicas de los miles de cofrades que recorren las calles de la ciudad desde que el Pregón de la Semana Santa inaugure la Semana de Pasión el próximo sábado 31 de marzo.

Semana Santa Zaragoza

A partir de ahí, las 23 cofradías zaragozanas comienzan una intensa semana de una festividad cargada de tradiciones aragonesas con importantes influencias castellanas o andaluzas, en las que destacan especialmente los sonidos del tambor y del bombo procedentes del Bajo Aragón turolense, y en el que se mezclan por igual jotas y saetas.

El Domingo de Ramos por la mañana, a partir de las 12 del medio día, sale desde San Cayetano, epicentro de la Semana Santa zaragozana, la primera procesión, la de las Palmas, a cargo de la cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén. Y por la tarde del mismo domingo, como todas las noches hasta el Viernes Santo, miles de cofrades tomarán las calles, destacando especialmente el recorrido que hace la cofradía de Jesús de la Humildad, de inspiración claramente sevillana.

Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén

La noche del Miércoles Santo destaca especialmente por dos motivos. El primero, la salida de la Cofradía del Ecce Homo desde la Iglesia de Altabás. Una cofradía que destacada por vestir el tercerol aragonés, por el sonido de sus matracas, y por la belleza de su Santísimo Cristo del Ecce Homo, una talla del siglo XIV que se encuentra entre las imágenes más antiguas de la Semana Santa de Zaragoza.

Y aunque el Jueves Santo por la mañana también salen varias procesiones, uno de los momentos más impresionantes llega al caer la noche, ya que es en ese momento en el que más cofradías salen a recorrer las calles hasta la madrugada. Entre ellas, destaca la del Silencio, con sus cornetas y su Virgen Blanca, la Cofradía de la Columna, impresionante por el importante número de cofrades que salen a la calle con sus bombos, tambores y timbales para acompañar a sus cuatro pasos, la Piedad, que sale a media noche desde San Cayetano, o la Cofradía de la Eucaristía, con los pasos de la Última Cena o el Cristo del Amor Fraterno.

Al día siguiente, en la mañana del Viernes Santo, saldrá a la calle la Cofradía de las Siete Palabras y de San Juan Evangelista, inundando el casco antiguo de la ciudad con sus capirotes de color verde, mientras que por la tarde, el Santo Entierro anuncia a los zaragozanos la muerte de Cristo.

La procesión del Santo Entierro es organizada por la Hermandad de la Sangre de Cristo, la más antigua de cuantas desfilan en Zaragoza, y reúne a todas las cofradías y hermandades de la ciudad en un desfile único que representa, a través de los pasos, la pasión y muerte de Jesús. Acompañados de más de 15.000 cofrades y de miles de bombos, tambores y timbales, el paso del Cristo de la Cama, la única imagen que se salvó del incendio que destruyó el resto de los pasos de la Semana Santa zaragozana en la Guerra de la Independencia, recorre solemnemente el centro de la ciudad.

Semana Santa Zaragoza

Tras el Santo Entierro, a la media noche del Viernes Santo, la procesión de la Soledad recorre las calles del Casco Antiguo de Zaragoza, mientras que el Sábado Santo queda reservado a dos cofradías. La primera, protagonizada por la Congregación de Esclavas de María Santísima de los Dolors, sale en la mañana del Sábado Santo desde San Pablo hasta el convento de San Nicolás. Y la segunda, la Cofradía del Santo Sepulcro, saldrá este año por primera vez desde ese mismo convento para poner fin a los desfiles que conmemoran la muerte de Cristo.

Esa misma noche, la Real Hermandad de Cristo Resucitado organiza la Vigilia Pascual para celebrar la resurrección de Jesús, con procesión por el Casco Antiguo y con la celebración de la Vigilia Pascual en la Basílica del Pilar. Al día siguiente, el Domingo de Resurrección, y ya con la cara destapada, los miembros de la hermandad de Cristo Resucitado salen a la calle, sustituyendo velas por claveles, para celebrar el encuentro entre Santa María de la Esperanza y Cristo Resucitado en la plaza del Pilar a ritmo de jotas.

Semana Santa Zaragoza

Fotografías: Nacho Viñau Ena

Te puede interesar

Escribe un comentario