0

La Catedral de Burgos, una visita imprescindible

Publicado por el .

Catedral de Burgos

Burgos es una ciudad que sorprende. La gente llega a ella atraídos por su impresionante catedral, y se encuentra con una ciudad acogedora, con un centro histórico la mar de cuidado y unos edificios que destilan elegancia en las calles peatonales.

Y despuntando sobre los tejados de casco histórico, destaca sobremanera la Catedral de Burgos. Dicen que es uno de los más bellos monumentos del arte gótico que hay en España, y de hecho, es Patrimonio Mundial de la Humanidad desde el año 1984.

Símbolo omnipresente de la ciudad, sus pináculos se ven desde cualquier calle de esta capital. Sus impresionantes piedras son testigo mudo de la historia de esta ciudad castellana, y también del arte. No en vano, los muros de la catedral han ido recogiendo las corrientes artísticas que han imperado en cada momento histórico, convirtiéndose la propia catedral en un auténtico museo.

La catedral fue comenzada en el ya lejano año 1221 por el monarca castellano Fernando III El Santo y por el obispo Don Mauricio, aunque hasta el año 1260 no fue consagrada. Después, fue ampliada y embellecida con un hermoso claustro y con numerosas capillas, en las que se plasmó el estilo artístico de cada época.

Entre los elementos que más destacan de este edificio religioso, destacan por ejemplo las esbeltas agujas del siglo XV de su fachada principal, el cimborrio construido en el crucero en el siglo XVI, o las capillas de los Condestables (siglo XV) y de Santa Tecla (siglo XVIII).

Te puede interesar

Escribe un comentario