0

La ruta por el Pirineo del Santo Grial

Publicado por el .

Monasterio de San Juan de la Peña

En torno al Santo Grial corren mitos y leyendas desde hace siglos. En la actualidad, y desde el año 1437, dicen que se encuentra en la catedral de Valencia.

Y anteriormente, estuvo en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza, trasladado allí por el rey aragonés Martín I El Humano.

Pero hasta la llegada a la Aljafería zaragozana, el Santo Grial pasó varios siglos en el Pirineo Aragonés. Hoy, El Mirador de los Pirineos nos propone hacer una ruta por los pasos del Santo Grial por el Pirineo oscense.

Cuentan las crónicas que el Santo Grial llegó hasta la actual provincia de Huesca en los tiempos en que los cristianos todavía eran perseguidos en el Imperio Romano.

¿Y cómo llegó hasta las tierras del norte de Aragón desde la capital del Imperio? Pues de la mano de San Lorenzo, el obispo que era el encargado de los bienes eclesiásticos de Roma.

San Juan de la Peña

Así, desde el siglo III las tierras oscenses acogen este objeto. En un primer momento, pasó por el santuario de Loreto y por el Monasterio de San Pedro el Viejo, en Huesca.

Con la llegada de las tropas musulmanas que invadieron la Península Ibérica, el Santo Grial fue enviado más al norte, a las montañas pirenaicas, para evitar que cayera en manos de los infieles.

De esta forma llegó al Monasterio de San Juan de la Peña. De los siglos en los que el Santo Grial permaneció en este monasterio, cuna del Reino de Aragón, quedan documentación que atestigua que el Santo Cáliz fue venerado allí por los monarcas aragoneses hasta el siglo XIV.

Durante breves laxos de tiempo, el Santo Cáliz recorrió varios puntos de la Jacetania, como Santa Cruz de la Serós, San Pedro de Siresa o San Adrián de Sasabe. Y así, hasta que el rey Martín I decidió trasladar el Santo Grial hasta la Aljafería.

¿Te atreves a descubrir los pasos del Santo Grial por tierras pirenaicas y descubrir estos valles hermosos y recónditos en los que los aragoneses lo custodiaron durante siglos?

Fuente – El Mirador de los Pirineos

Te puede interesar

Escribe un comentario