0

Teruel Existe, y además es maravilloso

Publicado por el .

Teruel

Teruel es una de las grandes desconocidas. Salvaje, montañosa, y con mucho encanto, la provincia de Teruel se levanta majestuosa en el sur de Aragón. Parajes agrestes y solitarios en comarcas como el Matarraña, el Maestrazgo, Gudar o Albarracín sorprenden a sus visitantes.

Y si la provincia es bella, la visita a su capital, a la ciudad de Teruel, es imprescindible en cualquier ruta por la provincia para disfrutar del arte mudéjar de sus archiconocidas torres, del delicioso Jamón de Teruel, o de los maravillosos atardeceres desde el renovado Paseo del Óvalo.

Teruel, con poco más de 30.000 habitantes, y bañada por los ríos Guadalaviar y Alfambra, presume de tener en su entramado urbano destacadas joyas del arte mudéjar, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Las torres de El Salvador, San Martín y San Pedro sobresalen majestuosas por encima del caserío de la ciudad.

Una ciudad en la que tampoco hay que perderse su hermosa catedral, con su bello artesonado, el Mausoleo de los Amantes de Teruel, y por supuesto, los edificios modernistas de la Plaza del Torico, símbolo omnipresente de la ciudad, y el Viaducto, un puente que comunica el casco antiguo de la ciudad con el ensanche. Además, si vas con niños, la visita a Dinópolis, un centro temático dedicado a los dinosaurios ubicado en la periferia de la ciudad es visita obligada.

Te puede interesar

Escribe un comentario