0

Un fin de semana en Oviedo

Publicado por el .

Palacio de Congresos de Oviedo

¿Estás pensando en realizar una escapada de fin de semana? Hoy te recomendamos una sugerente propuesta: pasar un fin de semana en Oviedo. En un marco arquitectónico incomparable, y con una amplia variedad de ofertas culturales, Oviedo se presenta ante el visitante como un destino perfecto en cualquier época del año.

Sin duda, pensar en Oviedo es pensar en cultura y en arte. Escenarios como el Teatro Campoamor, el Auditorio Príncipe Felipe, sus variados festivales o los Premios Príncipes de Asturias forman parte del imaginario colectivo de esta ciudad que tiene un encanto especial y que nos sorprenderá desde el mismo momento en que pongamos un pie en ella.

Un simple paseo por sus calles nos permitirá disfrutar del arte, ya que la ciudad está llena de esculturas que sorprenden al visitante en cualquier esquina. La más llamativa, o quizás las más fotografiada por los turistas, sea la que está situada junto a la catedral y que rinde homenaje a La Regenta, la famosa novela de Leopoldo Alas Clarín. También la escultura de Woody Allen, o “La Maternidad” de Fernando Botero son otros de los puntos de interés en el ámbito de la escultura urbana.

Pero además de callejear, disfrutar de sus calles, de sus esculturas, y de sus compras, la capital asturiana esconde hermosos edificios. Entre ellos, y por citar únicamente algunos, se pueden encontrar excelentes ejemplos del prerrománico asturiano, con edificios como Santa María del Naranco, o edificios posteriores como la imponente catedral de San Salvador, que comenzó a construirse en el siglo XIV, el Monasterio de San Vicente, el Monasterio de San Pelayo o la Iglesia de San Isidoro.

En el campo de la arquitectura civil, se puede destacar, entre otros muchos edificios, la Casa de la Ruá, la Universidad de Oviedo, el Ayuntamiento, el Palacio de Velarde, o el elegante Teatro Campoamor, escenario de entrega de los Premios Príncipes de Asturias o del Festival de Danza. Y si hablamos de arquitectura contemporánea, no podemos dejar de hablar del Palacio de Congresos diseñado por el arquitecto valenciano Santiago Calatrava.

Y por supuesto, hablar de Oviedo es hablar de gastronomía, gracias a los productos de primera calidad que ofrecen tanto la costa asturiana como las huertas y el campo del Principado. No podemos visitar la capital asturiana sin probar un buen plato de fabes, los callos asturianos, la famosa sidra, el bollo preñado, la gran variedad de quesos que se producen en los valles asturianos o los mariscos y pescados del Cantábrico, por poner solo algunos ejemplos de la variedad gastornomómica de una ciudad que no te dejará indiferente.

Fabada asturiana

Más información – Ayuntamiento de Oviedo
Fotografías – Juan J. Martínez
y Palacio de Congresos de Oviedo

Te puede interesar

Escribe un comentario