0

Zaragoza celebra la Cincomarzada

Publicado por el .

Cincomarzada

Como todos los años, con el comienzo del mes de marzo, Zaragoza celebra la Cincomarzada, una de las tres festividades locales que tiene la ciudad, junto a San Valero, patrón de la ciudad, el 29 de enero, y el día del Pilar, el 23 de octubre.

La Cincomarzada, que se celebra como su nombre bien indica el 5 de marzo, recuerda la defensa de la ciudad que los zaragozanos hicieron en 1838 ante la llegada de la tropas carlistas. Zaragoza siempre ha sido un importante cruce de caminos y una plaza estratégica en el noreste de la Península Ibérica, y en ese momento, en plena Guerra carlista, se encontraba protegida por una importante guarnición isabelina.

Como en teoría las tropas carlistas se encontraban muy alejadas de la ciudad, gran parte de los soldados que guardaban la capital aragonesa se enviaron a reforzar las posiciones que debían impedir el paso del ejército carlista desde Navarra hasta el Maestrazgo.

Ante la desprotección de la ciudad, Cabrera, uno de los líderes carlistas, decidió enviar a Juan Cabañero y a Esponera a tomar la ciudad con casi 3.000 infantes y unos 300 hombres a caballo. Pero lo que en principio debía ser un paseo militar ante la falta de soldados para defender la capital aragonesa, se tornó en una derrota para las tropas carlistas.

Los carlistas entraron en la ciudad en la madrugada del 5 de marzo sin encontrar resistencia militar, pero los zaragozanos, alarmados por sus convecinos, reaccionaron con rapidez,y respondieron al ataque con todo lo que tenían a mano, armados con cuchillos, utensilios agrícolas o de cocina, armas de caza, y aceite y agua hirviendo.

Finalmente, ante la inesperada respuesta de los habitantes de Zaragoza, las tropas carlistas abandonaron la ciudad. Tras el fracaso de la ocupación carlista, la ciudad cuenta en su escudo con otro título, el de “Siempre Heroica“. Y en la actualidad, los zaragozanos celebran la festividad con una comida campestre en alguno de los parques de la ciudad.

Te puede interesar

Escribe un comentario