0

Una Semana Santa diferente, la Ruta del Tambor y del Bombo de Teruel

Publicado por el .

Rompida de la hora

Junto con la Semana Santa andaluza, la murciana o la castellana, la Semana Santa aragonesa, y en especial la del Bajo Aragón turolense, es una de las más famosas del país, gracias al sonido excepcional de sus tambores y bombos. Un sonido que logró atrapar al cineasta calandino Luis Buñuel y que sigue atrapando a cuantos visitan estas tierras.

La Ruta del Tambor y del Bombo, declarada Fiesta de Interés Nacional desde el año 2005, está conformada por Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén. Nueve localidades pertenecientes a las comarcas del Bajo Aragón, Andorra Sierra de Arcos y Bajo Martín que están unidas por los sones de los tambores y de los bombos tocados desde tiempos ancestrales.

Entre las tradiciones más famosas y llamativas de la Ruta destaca especialmente el romper la hora. Una tradición genuina que consiste en romper, tras una señal del inicio, el silencio previo con miles de tambores y bombos concentrados en las plazas de las diferentes localidades a una hora determinada.

En casi todos los pueblos de la Ruta, la rompida de la hora es a las 12:00 de la noche del Jueves Santo, con la excepción de Calanda, localidad en la que el romper la hora se celebra a las 12:00 del medio día del Viernes Santo. En esta villa, cientos de personas vestidas con túnicas moradas y cargadas con sus instrumentos están pendientes al medio día del Viernes Santo a que el reloj del Ayuntamiento marque las 12:00, momento en que un invitado de honor toque con su maza un gran bombo de dos metros de diámetro realizado con piel de caballo.

Desde el momento en que se da la señal y los bombos y los tambores comienzan a sonar, su estruendo no cesará hasta el Sábado Santo a las 14:00 horas, momento en el que el silencio se hace con los pueblos de la ruta tras rememorar la muerte de Jesús, y a la espera de su resurrección el Domingo de Pascua.

Fotografía: Willtron

Te puede interesar

Escribe un comentario